Posadas_ Jovenes Soldados voluntarias denunciaron abuso sexual en el Regimiento de Posadas

Una joven rompió el silencio y en pocas horas se sumaron tres compañeras, también víctimas, de reiterados episodios de acoso y abuso sexual en una dependencia del Ejército Argentino en Posadas.

 

Las cuatro soldados voluntarias son parte del Regimiento Brigada de Monte XII de Misiones y ratificaron el martes en la Justicia Federal las mismas denuncias que llevaron a sus autoridades directas la semana pasada.

Las cuatro denunciantes tienen entre 19 y 20 años, ellas  fueron acosadas sexualmente en no pocas ocasiones contaron. Pero los actos verbales se convirtieron en abuso sexual cuando comenzaron a ser manoseadas en pechos y glúteos.

 

Cuando recurrieron a las autoridades para manifestar los hechos, se activó el reglamento institucional y el apuntado un sargento de 30 años, fue suspendido inmediatamente y se le inició un sumario que, las mismas fuentes remarcaron, terminará con su expulsión del Ejército.

El sospechoso tiene 30 años, es sargento y se desempeñaba a cargo de las labores de cocina del Casino de Suboficiales del regimiento respectivo en el predio de las avenidas San Martín y Leandro N. Alem.

 

Las cuatro denunciantes, de 19 y 20 años integran la última promoción de ingreso a la fuerza militar y en el casino prestaban servicio de mozas y limpieza, entre otras actividades vinculadas y es ahí donde este Sargento aprovechaba su jerarquía para con las jóvenes.

Sergio Jurczyszyn, coronel y comandante jefe del Regimiento Brigada de Monte XII de Posadas dialogó con un  Diario sobre las denuncias y la situación de las víctimas y el presunto victimario de los abusos: “En el Ejército las únicas relaciones que se permiten son profesionales y cada varón que no entienda cómo debe tratar a sus compañeras será expulsado rápidamente”.

 

Recalcó además que para profundizar el cambio institucional de la fuerza “de manera periódica se dictan cursos y talleres de capacitación en distintas temáticas como Derechos Humanos y en el rechazo a la discriminación. El INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) participa de esto y se realizan además reuniones para reforzar estos conceptos”.

 

Y fue aún más tajante: “En mi espacio y funciones no se oculta ni se encubre a nadie, tampoco ningún delito contra la integridad sexual, menos aún si son altos mandos los apuntados. Las víctimas en este caso, por ejemplo, llamaron a sus jefes y se respondió en consecuencia, no se tolerará a ningún acosador o abusador sexual en el Ejército”.

Comparte y Divulga !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: